FRESCURA Y ARMONÍA

EDAD DEL VIÑEDO

EDAD DEL VIÑEDO

15-30 años

15-30 años

ELABORACIÓN

ELABORACIÓN

Fermentado y afinado en depósitos de hormigón

Fermentado y afinado en depósitos de hormigón

VARIEDAD UVA

VARIEDAD UVA

Monastrell

Monastrell

CATA

Vino fresco, profundo y sabroso con agradables aromas a frutas rojas y elegantes notas herbáceas

13 ºC Temperatura de servicio

Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 12 botellas para Península.

Añade la cantidad que quieres comprar

COMPRAR
Su Origen

La bodega se encuentra en el sureste de la Península Ibérica, en Jumilla, en la región de Murcia, España. Las parcelas se encuentran en los Parajes de la Fuente de las Perdices, La Cañada de Albatana, Las Puntillas y el Termino de Arriba en el norte de Jumilla.

El clima es continental, influenciado por el mar mediterráneo. Es un clima soleado y árido, con más de 300 días de sol al año y lluvias limitadas, solo unos 300 litros por metro cuadrado al año. Los veranos son muy calorosos, e inviernos fríos.

El vino Parajes del Valle Monastrell Ecológico 2018 proviene de viñedos localizados a unos 600-700 metros de altitud. Suelos franco arenosos de naturaleza caliza. Son viñedos de la variedad Monastrell con una formación en  vaso en estricto secano. Son cepas de unos 15-30 años las cuales producen uvas equilibradas de una buena acidez y con una perfecta maduración.

Son unas 65 hectáreas lo que suman todas las parcelas de las que procede la uva destinada a elaborarse como Vino Parajes del  Valle Monastrell. Su rendimiento oscila entre 2000-3000 Kg por hectárea. De estas parcelas, algunas son propiedad de la Bodega Parajes del Valle y otras son de agricultores externos. Aun así, todas las parcelas son supervisadas por nuestra enóloga y los voticultores asesorados para asegurar la máxima calidad de cada una de ellas. Se sigue una viticultura tradicional y ecológica.

La vendimia se realiza de forma manual para que no se dañe la uva y es ahí donde se realiza la primera selección. La fermentación alcohólica se inicia en depósitos de acero inoxidable,  y a mitad de la fermentación se pasa a depósitos de hormigón, donde finaliza. En esos mismos depósitos se produce la fermentación maloláctica y el afinado del vino.

Estos depósitos de hormigón ayudan durante el invierno a la clarificación del vino y a mejorar su estabilización. Con lo que al comienzo de la primavera el vino está en su momento óptimo para su embotellado sin la necesidad de sufrir un tratamientos que podrían desvirtuar el vino. Es un vino que expresa el terroir de los parajes de zonas elevadas de Jumilla. 

MARIDAJE

&

PARAJES DEL VALLE MONASTRELL

Con un queso de cabra murciana frito con tomate y un arroz y conejo con caracoles

comida
comida comida